"La Pluralidad es Nuestra Carta de Presentación"

La Pluralidad es Nuestra Carta de Presentación
Nada se parece más al pensamiento mítico que la ideología política. Levi Strauss


lunes, 22 de septiembre de 2014

Hallan cientos de mutaciones genéticas saludables en la sangre de una centenaria

Normalmente, se estudian las mutaciones genéticas por sus vínculos con enfermedades como el cáncer, pero se sabe poco acerca de las que ocurren en los individuos sanos. En un estudio publicado en la edición digital de ‘Genome Research’, investigadores detectaron más de 400 mutaciones en las células sanguíneas sanas de una mujer de 115 años de edad, lo que sugiere que las lesiones en estos sitios son en gran parte inofensivas a lo largo de toda la vida.infosalus.com
fotonoticia_20140424111109_260
Nuestra sangre se repone continuamente por las células madre hematopoyéticas que residen en la médula ósea y se dividen para generar diferentes tipos de células sanguíneas, incluyendo las células blancas de la sangre. No obstante, la división celular es propensa a errores y las células que se dividen con mayor frecuencia, incluyendo las sanguíneas, tienden más a acumular mutaciones genéticas.
En pacientes con cánceres de la sangre como la leucemia mieloide aguda (LMA), se han hallado cientos de mutaciones, pero no está claro si las células blancas de la sangre sanas también albergan estas alteraciones. En este nuevo estudio, los autores utilizaron la secuenciación del genoma de las células blancas de la sangre de una mujer supercentenaria para determinar si, durante una larga vida, las mutaciones se acumulan en los glóbulos blancos sanos.
Estos científicos han identificado más de 400 mutaciones en las células blancas de la sangre que no se encontraron en su cerebro, que rara vez se somete a la división celular tras el nacimiento. Estas mutaciones, conocidas como somáticas porque no se transmiten a la descendencia, parecen ser toleradas por el cuerpo, no conducen a la enfermedad y residen principalmente en las regiones no codificantes del genoma no asociadas previamente con la enfermedad, incluyendo sitios que son especialmente propensos a la mutación.
Al examinar la parte de las células blancas de la sangre que contiene las mutaciones, los autores realizaron un descubrimiento importante que puede señalar los límites de la longevidad humana. Los autores del trabajo, del ‘Cold Spring Harbor Laboratory’, en Laurel Hollow, Nueva York, Estados Unidos, vieron que, en el momento de la muerte de esta mujer, la sangre periférica brotaba de dos células madre hematopoyéticas activas (en contraste con un estimado de 1.300 células madre activas simultáneamente), que se relacionan entre sí.
Los autores también examinaron la longitud de los telómeros o secuencias repetitivas en los extremos de los cromosomas que los protegen de la degradación, ya que, tras el nacimiento, los telómeros se acortan progresivamente con cada división celular. Los telómeros de las células blancas de la sangre eran extremadamente cortos, a veces más cortos que los telómeros en el cerebro.
Como estas células de la sangre tenían telómeros muy cortos, estos expertos especulan con que la mayoría de las células madre hematopoyéticas pueden haber muerto por el agotamiento de las células madre, alcanzando el límite máximo de divisiones de estas células. Los autores creen que estudios futuros deben determinar si el agotamiento de las células madre es una de las causas de la muerte en edades muy avanzadas.
Las células blancas de la sangre en este estudio fueron donadas por una mujer supercentenaria, quien en el momento de su muerte en 2005, era la persona más vieja del mundo, y es probable que se trate de la persona de mayor edad que dona su cuerpo a la ciencia.


http://www.lapatilla.com/site/2014/04/24/hallan-cientos-de-mutaciones-geneticas-saludables-en-la-sangre-de-una-centenaria/

domingo, 21 de septiembre de 2014

Descubierto el primer grabado rupestre neandertal

Grabado neandertal descubierto en el fondo de la cueva de Gorham (Gibraltar). / STEWART FINLAYSON
En el fondo de una cueva de Gibraltar se ha descubierto un grabado en la roca, un conjunto de líneas entrecruzadas que alguien hizo intencionada y laboriosamente hace unos 40.000 años. Ese alguien debió ser neandertal. Es el primer ejemplo que se conoce de un diseño abstracto grabado por aquella especie europea anterior a los humanos modernos, nuestra especie, afirman los científicos que lo han descubierto y analizado a fondo. Y el hallazgo da un vuelco sobre lo que a menudo se ha considerado que serían las capacidades y limitaciones mentales de los neandertales.
Lo resumen los mismos científicos: “La confección de dibujos pintados o grabados a propósito en las paredes de las cuevas —una manera de dejar constancia y transmitir códigos simbólicos de manera perdurable— se considera un paso cognitivo fundamental de la evolución humana. Este comportamiento, considerado exclusivo de los humanos modernos, se ha utilizado como argumento a favor de las diferencias cognitivas significativas entre nuestros ancestros directos y los homínidos arcaicos que fueron sus contemporáneos, incluidos los neandertales”, escriben su la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias estadounidense. Esta aparente incapacidad de los neandertales para el pensamiento y la expresión abstracta es lo que se rompe con el grabado de la cueva de Gorham, en la cara oriental de Gibraltar, asomada hacia el Mediterráneo.

Las diversas técnicas de datación aplicadas por los científicos a la roca y los sedimentos —con inequívocos restos de industria lítica de los neandertales— que cubría el grabado ha permitido fijar su edad en unos 40.000 años. Y los exhaustivos análisis y pruebas realizadas no solo excluyen que sean rasgos naturales en la roca o que se trate de marcas residuales de alguna otra actividad sobre esa plataforma, sino que indican cómo realizaron. “El que lo hizo, no era la primera vez que lo hacía y, posiblemente, lo grabó entero de una vez”, comentó Rodríguez-Vidal a EL PAÍS.Son ocho marcas profundas hechas en la roca cruzadas por dos grupos de tres y otras dos líneas cortas, lo que encontraron, en el verano de 2012, Joaquín Rodríguez-Vidal (Universidad de Huelva) y sus colegas, de diversas instituciones europeas. El grabado ocupa un área de unos 300 centímetros cuadrados y está, horizontalmente, en el centro de una plataforma natural, que se eleva unos 40 centímetros sobre el suelo, en el fondo de la cueva.

Una suposición sobre su significado sería aventurado”, dice investigador
Para estar seguros de la autenticidad del hallazgo los arqueólogos reprodujeron las marcas del grabado utilizando punzones de piedra neandertales (piezas halladas en la parte más exterior de la cueva y “fuera de contexto”, es decir, de difícil utilidad científica). También probaron con otras piedras pero el resultado no era el mismo. Así, concluyen que el autor dio al menos 54 golpes con una punta dura de piedra para hacer las líneas más profundas y, en total, más de 300 percusiones.
Cueva de Gorham en Gibraltar. / CLIVE FINLAYSON
¿Qué significarían esas líneas cruzadas? “Al nivel actual de la investigación, el hacer una suposición de su significado sería aventurado”, dice Rodríguez-Vidal.
Ya se conocían indicios “indirectos” de pensamiento simbólico de los neandertales como el uso de pigmentos negros y rojos, conchas marinas coloreadas y agujereadas así como marcas producidas al extraer plumas de las aves, apuntan los científicos. “Pero los grabados de la cueva de Gorham representan el primer ejemplo directamente demostrable en que un grabado abstracto técnicamente elaborado, realizado consistente y cuidadosamente, requiriendo una acción prolongada y concentrada, se ha hecho en la roca de una cueva”, afirman.
Hace dos años, unas nuevas dataciones de diferentes muestras de arte rupestre de Asturias y Cantabria mostraron que algunas de ellas son más antiguas de lo que se pensaba, situándose en una franja temporal (algo más de 40.000 años) en la que aún había neandertales. Así, ya no cabría decir, desde el punto de vista cronológico, que esas pruebas de la mente simbólica solo las pudieron hacer los humanos modernos. El grabado de la Gorham, demuestra, señalan los científicos, la autoría y la capacidad mental de aquellos remotos europeos extinguidos.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/09/01/actualidad/1409597046_074704.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Recibir Nuevos Post en tu Correo