"La Pluralidad es Nuestra Carta de Presentación"

La Pluralidad es Nuestra Carta de Presentación
Nada se parece más al pensamiento mítico que la ideología política. Levi Strauss


lunes, 31 de octubre de 2011

LINEAMIENTOS DE LA COMISIÓN ASESORA DE CULTURA DE LA MESA DE LA UNIDAD DEMOCRÁTICA.


LINEAMIENTOS DE LA COMISIÓN ASESORA DE CULTURA DE

LA MESA DE LA UNIDAD DEMOCRÁTICA.

¿Para qué la gestión cultural en un futuro gobierno democrático?

El  gobierno  de  la  unidad  debe  formular  como  su  objetivo  político  central  el  despertar

ciudadano.

¿Por qué la gestión cultural es vital para el despertar ciudadano?

El despertar ciudadano significa abandonar la condición de rebaño a la que pretende reducirnos el Estado. Cada persona se convertirá en un sujeto responsable que ejercerá sus derechos y deberes con la plena consciencia de pertenecer a la nación venezolana. La cultura es diversidad, libertad de expresión y de creación, arraigo y pertenencia social, por lo cual es vital para la paz, la convivencia y la pluralidad democráticas.

¿Qué tiene que ver la cultura con la prosperidad y el empleo?

Un ejemplo de la importancia económica de la cultura es su participación en el PIB de las naciones. En el caso de España se trata de 3 por ciento superando así al sector energético e igualándose con el agrario, lo cual se traduce en más de medio millón de empleos.

Cultura, actividades culturales y gestión de estado

La cultura está constituida por las lenguas, la gastronomía, las formas de vida y de expresión de los sectores aborígenes, urbanos y rurales. Incluye también la religión, la moral y las costumbres así como las manifestaciones literarias y artísticas de todo tipo y el patrimonio arquitectónico. La gestión cultural del Estado tiene por objeto actividades como el cine, la radio y la televisión, las editoriales, la artesanía, el comercio cultural, las instituciones de administración cultural y de formación, las culturas populares y aborígenes, los museos, los espectáculos y las tecnologías de información y comunicación. Dicha gestión se hará en sinergia con todos los actores sociales, en especial con la empresa privada, las comunidades organizadas y los hombres y mujeres involucrados en el quehacer cultural.



I.         PLANTEAMIENTO GENERAL:

CULTURA PARA EL DESPERTAR CIUDADANO, UN

ENFOQUE CULTURAL DE LA GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA


Nuestra consciencia colectiva como venezolanos y venezolanas con un destino y un suelo compartido se sustenta en nuestro legado histórico, político, social, científico, técnico y, desde luego, cultural. Tal legado se ha constituido a partir de la contribución indígena, afrodescendiente e hispánica, del aporte de las sucesivas generaciones de inmigrantes que han llegado al país y de la incorporación creadora de las más diversas influencias internacionales.

Este perfil multicultural en el que se funda nuestra conciencia nacional solo puede realizarse plenamente en democracia. La alternativa democrática venezolana debe insistir en la idea de la unidad y acuerdo nacionales sin olvidar las diferencias reales existentes en la población. La diversidad étnica, religiosa, política, cultural y social y las inequidades sociales, educativas y económicas existen pero han sido reducidas a la lucha de clases y a la polarización política.

Frente a este fenómeno, el gobierno de la unidad, como agente activo del despertar ciudadano, hará de la gestión cultural un lugar de encuentro que nos haga abrir los ojos ante nuestro legado como nación, comprendido como las realizaciones hechas por generaciones de venezolanos de todos los sectores. Este legado ha sido confiscado, negado y distorsionado, o, simplemente, reducido al fracaso de "la cuarta república" y de los gobiernos títeres de la oligarquía y el imperialismo. Se escamotea así el sustento colectivo imprescindible para que nos realicemos como individuos y ejerzamos nuestra condición ciudadana sin restricciones y para que la iniciativa y la creatividad individuales, vistas por la administración actual como simple expresión de la "cultura capitalista", tengan su carácter de principios activos de los grandes cambios culturales, sociales y políticos.

Para tal fin, el futuro proyecto de país debe tomar en cuenta los siguientes aspectos:

1)   Las letras, las artes escénicas y visuales, la música, el pensamiento y la crítica sobre estas manifestaciones tendrán prioridad en términos tanto de su intrínseco valor como de su carácter de carta de presentación del vuelo creativo de la sociedad venezolana en su ejercicio de la libertad de expresión, de creación y de pensamiento.

2)    El respeto y fomento de la diversidad cultural tiene efectos positivos porque alimenta la cohesión de las comunidades, evita la inmigración indiscriminada, crea fuentes de empleo y estimula la obtención de divisas.


3)   Los derechos culturales (lengua, religión, valores) forman parte del desarrollo y perfeccionamiento de los derechos humanos e individuales y estimulan la convivencia entre sectores sociales distintos.

4)   Se precisa del diálogo con las culturas indígenas sobre las base de proyectos de educación intercultural, desarrollo sostenible y protección ambiental.

5)       Es necesario potenciar los vínculos de interrelación internacional e intercambio con gran diversidad de naciones y culturas.

6)    El desarrollo atiende a las exigencias regionales y culturales. La destrucción de comunidades en favor de intereses económicos de corto alcance se traduce en pobreza y en conflicto social y estimula la aparición de opciones autoritarias de corte populista.

7)    La cooperación con el sector privado es fundamental. Su contribución evita que el estado se convierta en árbitro de la vida cultural y favorece la diversidad y el pluralismo.

8)   El respeto a nuestro acervo cultural, instituciones, grupos, hombres y mujeres dedicados a la cultura impone descentralizar la administración cultural por estados y municipios, desconcentrar recursos e instituciones y entender las necesidades reales de la gente desde su participación en la gestión presupuestaria del sector.



II. DIAGNÓSTICO




Venezuela   cuenta   con   una   importante   tradición   en   el
diseño
y   ejecución
de
políticas   culturales
innovadoras.   Importantes
instituciones
como
Monte   Ávila
   Editores, Biblioteca Ayacucho, el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas, los museos de Arte Contemporáneo, de Ciencias y de Bellas Artes, la Galería de Arte Nacional, el Festival Internacional de Teatro, el Centro Nacional de Cinematografía, las Compañías Nacionales de Teatro y Danza, el Movimiento de Teatro Penitenciario, el Complejo Cultural Teresa Carreño, el Consejo Nacional de la Cultura, Fundarte, el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, el Centro Cultural La Estancia, el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, el de Arte Popular de Trujillo y el de Arte Popular de Petare; el Premio Internacional de Novela "Rómulo Gallegos", el Festival de Teatro de Oriente, las direcciones de cultura de la universidades autónomas, la Televisora Nacional Canal 5, el sistema de coros de la Schola Cantorum y el reconocido mundialmente Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles, entre otras instituciones, son el testimonio de esa responsable preocupación de la democracia venezolana por el desarrollo de su campo cultural.

Ese impresionante florecimiento institucional tuvo una indudable repercusión en el sector cultural del país, en la democratización del acceso de los ciudadanos a los bienes y servicios culturales y en el posicionamiento de los creadores venezolanos en el escenario internacional. Sin embargo, ese proceso no resolvió hasta 1998 algunas áreas críticas:

-La descentralización del sistema cultural.

-El déficit de acceso a los sectores de menores recursos. -El desarrollo de las industrias culturales nacionales. -La reforma de la institucionalidad central.

-El presupuesto.

En relación con este último punto, el incremento nominal de las asignaciones presupuestarias en materia cultural del Estado venezolano en los últimos veintiséis años (1986-2011) se ha visto mediatizado por el fenómeno inflacionario de características estructurales que vive la nación desde 1972 hasta el presente. En todo caso, nunca ha sobrepasado el 0,53% del total del presupuesto nacional, independientemente del crecimiento financiero del sector cultural y creativo después de 1998. Si bien es cierto que el impacto real en el país de la inversión cultural desde hace trece años hasta hoy tiene un efecto diferido, no medible en estos momentos sino en el futuro, los diagnósticos han señalado como conclusión que los SEIS MIL SETECIENTOS CUATRO MILLONES TRESCIENTOS TREINTA Y DOS MIL BOLÍVARES (BsF. 6.704.332,4) que han sido invertidos desde 1998 hasta hoy no se corresponden con los logros obtenidos por lo que:

 1)      El Estado venezolano no ha superado la irracionalidad en la distribución de los recursos, la deficiencia estructural y operativa en su administración, la dispersión e inequidad de los recursos presupuestarios asignados a la acción cultural pública, la duplicidad de esfuerzos y difusión de responsabilidades y la falta de coordinación sectorial y regional de los organismos culturales.

2)      El crecimiento institucional ha sido un tanto anárquico: 7 órganos desconcentrados y 27 Entes Descentralizados a través de 6 Plataformas Culturales.

3)      La burocratización, militarización y orientación partidista han marcado la gestión gubernamental.

4)      Las cifras nos indican que la gestión en materia de políticas culturales del actual gobierno ha sido insuficiente y, de ninguna manera, compite con los gobiernos anteriores. De acuerdo al Proyecto Pobreza, dirigido por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB, el 85% de los entrevistados no visitan museos y galerías de arte, ni asisten a exposiciones de pinturas/esculturas; el 91 % no asiste a conciertos de música clásica y 75 % a conciertos de música popular.

5)      Las artes, las instituciones culturales, los libros y las revistas se ponen al servicio del proselitismo político y no terminan de articularse a la educación formal.

6)      Las políticas de las plataformas del gobierno han creado, por una parte, una mayor burocratización y, por otra, una mayor segmentación que impide la comunicación efectiva entre ellas.

7)      Aceptamos que la labor del gobierno en las áreas de cine, música y danza ha sido significativa aunque políticamente sesgada.

8)      Venezuela está en el segundo lugar en América Latina en cuanto a número de títulos publicados por el estado a precios muy bajos, de acuerdo al Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, CERLALC, organismo intergubernamental auspiciado por UNESCO. No obstante, los contenidos, la difusión, circulación y lectura de esos textos no están sometidas a escrutinio con instrumentos adecuados y confiables, no se reconocen los derechos de autor desde el punto de vista económico y se excluyen de hecho a las corrientes de pensamiento no afines con el gobierno nacional.

9)      Venezuela se está aislando culturalmente dada la burocratización existente y el control cambiario. La diversidad en la oferta de libros, películas, obras de arte, música y otros bienes culturales extranjeros se reduce y los precios son inaccesibles.

10)  La casi totalidad de los distintos gremios de artistas que hacen labor en el país no disfrutan de seguridad social, situación que se suma a la reducción de incentivos de carácter financiero y educativo.


III.      TRES PROPUESTAS CLAVE Y POLÍTICAS PÚBLICAS

CORRESPONDIENTES.

1. Cultura para la prosperidad y el empleo

1.1.   Estimular, promover y apoyar las iniciativas individuales y colectivas de creación, producción y difusión de las industrias culturales y creativas en el espacio venezolano.

1.2.     Impulsar la modernización y profesionalización de las industrias culturales y creativas nacionales (cine, televisión, radio, editoriales, industria gráfica, música) como asunto estratégico de política pública de innovación cultural, que contribuya a la generación de riqueza y calidad de vida, en el marco del proceso de globalización económica y mundialización cultural.

1.3.    Impulsar la integración de las industrias culturales y creativas con los sectores productivos del país.

1.4.  Desarrollar por medio de la transversalidad, el diálogo y el reconocimiento del otro, "Ciudades Creativas" en donde las artes sean caminos que definan la formación de una conciencia ciudadana democrática y civil, en el marco de Centros Culturales, Servicios Culturales y el establecimiento de Ciudades Digitales.

1.5.  Plan de recuperación del patrimonio archivístico, bibliográfico y arquitectónico, éste último en vistas al turismo cultural.

2. Cultura, comunicación, convivencia democrática y creación de ciudadanía

2.1.  Programa trienal: "Toda la cultura para las escuelas". Consiste en concentrar todos los recursos culturales con que cuenta la nación en un gran plan de apoyo a la red de escuelas públicas, con el fin de enfrentar la severa crisis educativa, la cultura de la violencia y la grave crisis moral que vive Venezuela.

2.2.  Plan de creación de un sistema de Radio y televisión de servicio público.

2.3.   Educación para la convivencia entre aborígenes, inmigrantes, comunidades locales y regionales, diversidad sexual y de género, religiones y tendencias políticas.

2.4.   Aplicación de los avances en las tecnologías de información y comunicación en el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas y en las redes estadales que lo conforman.

2.5.  Entender que las literatura, las artes visuales, musicales, escénicas y audiovisuales constituyen una alternativa para afianzar la democracia con perspectiva de equidad
cultural y fortalecen las iniciativas de convivencia, de educación y de disfrute colectivo e individual.

2.6. Las culturas aborígenes, tradicionales y populares urbanas, sus expresiones y modos de vida, serán objeto de políticas públicas que garanticen las iniciativas de

emprendimiento,  el  fortalecimiento  comunitario  y  la  intervención  selectiva  en  áreas

consideradas como débiles o en vías de desaparición.

3. Creación del Sistema Nacional de Cultura.

3.1.   Organización de sistemas nacionales de artes y actividades culturales: danza, artes escénicas, literatura, música, artesanía, gastronomía, artes visuales, cine, artes visuales, ecología cultural, promoción cultural.

3.2.    Descentralización y desconcentración de la gestión cultural con la participación activa de gobernaciones, alcaldías y sociedad civil organizada.

3.3.   Plantear condiciones para la discusión, debate y autorregulación de las prácticas artísticas y literarias como derecho cultural mediante la articulación de la creación con procesos de investigación, formación, circulación, producción y apropiación en un marco de pluralismo, inclusión y diálogo cultural.

3.4.    Fomentar la creación emergente, que es aquella que rompe con los formatos tradicionales, y la innovación creativa capaz de generar proyectos transformadores de la cultura.

3.5.   Apoyar el surgimiento de nuevos exponentes de la literatura, las artes visuales, el teatro, la música, la danza y consolidar el espacio de los ya existentes.


IV.CRONOGRAMA DE APLICACIÓN DE LAS POLÍTICAS CULTURALES

100 DÍAS:

1.Cultura para la prosperidad y el empleo

1.   Consenso político sobre el carácter estratégico cultural y económico de las industrias culturales y creativas en general.

2.  Eliminación de los obstáculos de carácter comercial que entorpecen la importación de libros e insumos gráficos necesarios para la producción editorial nacional.

3.  Proceder, a partir del inventario, a conformar una relación de orden de prioridades de atención patrimonial, a fin de poder organizar tanto proyectos como intervenciones de acuerdo con las necesidades reales y no en virtud de influencias políticas particulares.

4.  Plan de rescate y recuperación de la infraestructura destinada a la cultura: bibliotecas, bibliotecarios, museos, ateneos, actividad teatral, cines y otros, actualmente destinados a actividades ajenas al ámbito cultural o que están en malas condiciones físicas y de funcionamiento.

2)Cultura, comunicación, convivencia democrática y creación de ciudadanía

1.    Toda la cultura para las escuelas. Constitución de la Coordinación Nacional y las coordinadoras regionales. Elección de un primer conjunto de escuelas.

2.    Constituir la comisión encargada de diseñar la creación del Consejo de Radio y Televisión de Servicio Público.

3.    Encargar a CONATEL la reasignación de las frecuencias de radio y televisión liberadas con el proceso de reunificación del Plan RTSP, de acuerdo con la legislación vigente.

4.Creación de la Comisión para el Plan Nacional de Lectura, con énfasis especial en la literatura venezolana.

3)Sistema Nacional de Cultura

1.Designar las comisiones técnicas para la realización de un diagnóstico de la situación de las instituciones culturales integradas o no a las Plataformas Culturales del Ministerio del Poder Popular para la Cultura que oriente la política, planes y proyectos de reactivación del sector.

PRIMER TRIENIO (SIN MAYORÍA PARLAMENTARIA)

1.)Cultura para la prosperidad y el empleo

1. Formulación de un plan de articulación ciudadana, centrado en la idea fuerza de ciudad creativa.

2. Finalización de la inseguridad jurídica para el desarrollo de la industria audiovisual venezolana.

3.Construir un marco de regulación de las actividades culturales proclive al desarrollo del sector, que dé cuenta de los incentivos fiscales y tributarios necesarios para impulsar todos y cada uno de los eslabones de la cadena productiva (creación, producción, distribución, exhibición y consumo), así como las actividades transversales que le dan sustento (información, formación, investigación y conservación).

4. Fomento del sector cultural y creativo como factor de Responsabilidad Social Empresarial a través de actividades de mecenazgo y patrocinios.

5.   Sustitución de importaciones de instrumentos musicales por aquellos producidos en el país.

6.   Convertir al sector artesanal en un instrumento productivo y factor importante del desarrollo sostenible y sustentable del país.

2)Cultura, comunicación, convivencia democrática y creación de ciudadanía

1.    Redefinir proyectos de aprendizaje que favorezcan el conocimiento y la discusión sobre la memoria y los valores identitarios y comunitarios y el reconocimiento de la historia y de las expresiones y manifestaciones culturales populares locales y regionales.

2.   Concentrar los esfuerzos como alcanzar la meta de convertir a VTV, Canal 8, en un canal de servicio público representativo de toda la nación, con la mayor calidad posible en su programación, y con la participación de amplios sectores creativos, artísticos, científicos y profesionales.

3.    Investigar,  proteger  y  difundir     la  memoria  festiva,  arqueológica,  visual,  sonora,

danzaria,   gastronómica   y   lingüística   a   través     de   los   medios   de   comunicación,   la

educación formal y las tecnologías de información y comunicación.

3)Sistema Nacional de Cultura:

1.    Reordenar las bibliotecas con la industria editorial, los programas de lectura y la literatura venezolana.

2.      Propiciar la renovación de las autonomías administrativas y los perfiles de investigación de cada museo, devolviéndoles su fuerza independiente dentro de la unidad.

3.      Promoción de la literatura venezolana en el exterior a través de las ferias internacionales y el subsidio de traducciones a otras lenguas. Esto debe ser extensivo a todas las áreas de la cultura.

4.  Registrar sistemáticamente el Patrimonio Cultural Inmaterial del País (PCI).

5.  Diseño, planificación y desarrollo del campo artístico visual a través del intercambio, valoración, análisis y reflexión de la realidad plástica colectiva del país en un marco de diversidad, interculturalidad y respeto por las diferencias. Se deben generar mecanismos de difusión y promoción a través de los cuales la obra de arte y su creador tengan las mismas oportunidades de expresión, fomento y participación en proyectos que tiendan al logro de la autogestión de la creación de las artes visuales.

6.   Mejorar los sistemas de información y promoción del sector del libro a través de la reformulación de las políticas de publicación y de gestión comercial de todas las editoriales estatales y a través de la definición de perfiles específicos para cada una de ellas.

6.    Unificación de esfuerzos entre el CNAC, la Plataforma del Cine y el sistema de Radiodifusión y Televisión para la formación del personal técnico requerido por el sector.




 -- 
Nashla Báez
Tesista de la Escuela de Antropología UCV
Pasante del Programa de Cooperación Interfacultades UCV
Co-Fundadora del grupo de Extensión Más Antropología
Twitter: @NashlaBaez
           @PCIUCV
           @MasAntropologia
Skype: nashlabaez


No hay comentarios:

Publicar un comentario

En +Antropología estamos sumamente agradecidos de tu participación y comentarios, además de invitarte a contactarte directamente con nosotros a través de nuestro Correo electrónico masantropologia@gmail.com o nuestro Twitter @MasAntropologia. Si deseas que publiquemos algo de tu autoria o recomendación, por favor, haznoslo llegar por estas vías, con tus datos de contacto. Lo integrantes del grupo revisaran tu información a la brevedad posible para su debida publicación. Gracias por seguirnos y colabor con este proyecto de difución Antropológica.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog

Entradas populares

Recibir Nuevos Post en tu Correo